La impermeabilización es una parte indispensable para la preparación o reparación  de una vivienda, oficina, o cualquier edificación en general. Tratamos tanto las filtraciones de agua que pueden llegar a desgastar la construcción causando su envejecimiento de forma más rápida, como la impermeabilización y el acondicionamiento del espacio preventivos.

Existen varios tipos de impermeabilización:

  • Impermeabilizantes acrílicos, un tipo de impermeabilizante similar a la pintura para exterior hecho a base de fibras de vidrio y resina sintética.
  • Impermeabilizantes asfálticos, hechos de agua emulsionada, fibras de vidrio y poliester, dando un resultado con mayor resistencia y durabilidad.
  • Impermeabilizantes cementosos, altamente resistentes a la intemperie, perfectos para climas fríos. Con una gran durabilidad y evitan los salitres.
  • Impermeabilizantes elásticos, hechos a base de co-polímeros acrílico, que gracias a su gran elasticidad resisten excelentemente la contracción y dilatación.
  • Membranas líquidas, un sistema de impermeabilización muy flexible y durable, con una capa de imprimación y varias capas de polímeros.
  • Membranas de poliuretano, también una muy buena opción para superficies que deban aguantar la intemperie y muy flexibles.

Impermeabilizamos todo tipos de superficies tales como piscinas, terrazas, depósitos… También realizamos aislamientos ignífugos y térmicos.